La UTCH a favor de la salud pulmonar

La UTCH  a favor de la salud pulmonar

El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados mundiales celebran el Día Mundial Sin Tabaco desde 1987. La campaña anual es una oportunidad para concienciar sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, y para disuadir del consumo de tabaco en cualquiera de sus formas.

El tabaco es adictivo debido principalmente a su componente activo, la nicotina, que actúa sobre el sistema nervioso central. El fumador sufre una dependencia física y psicológica que genera un síndrome de abstinencia, denominado tabaquismo.

El consumo de tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas, una cifra que, según las previsiones, aumentará hasta más de 8 millones de fallecimientos anuales en 2030 si no se intensifican las medidas para contrarrestarlo.

Por ello que la Universidad Tecnológica de Chihuahua preocupados por su comunidad universitaria y la sociedad, logró tras un arduo trabajo y preparación en agosto del 2017 ser la primer universidad a nivel estatal en recibir la certificación que la respalda como una universidad 100% libre de humo y de espacios para fumadores.

Desde entonces la UTCH se ha distinguido por mantener una campaña permanente contra el consumo de cigarrillos entre el alumnado, personal docente, administrativo y de apoyo, impulsando el bienestar de toda la comunidad cazadora, a través del comité Universidad Libre de Humo, encabezado por su coordinadora Martha Lina Castillo Pérez.

No se bajará la guardia en cuestión de salvaguardar la integridad del alumnado UTCH, es por ello, que se seguirá trabajando para incentivar lo más posible en la búsqueda de una buena salud pulmonar.

Si estás pensando dejar el tabaco, cualquier momento es bueno para empezar, no lo pospongas con cualquier excusa, tu salud te lo va a agradecer. Quitando los primeros momentos en los que lo pasarás un poco mal por el síndrome de abstinencia, rápidamente el cuerpo empezará a recuperar capacidades perdidas:

A las pocas horas de dejar el tabaco, aumenta el oxígeno en el cuerpo y disminuye el dióxido de carbono.

En solo 24 horas notarás que disminuye la mucosidad acumulada.

En solo 2 días, se normalizarán los sentidos del olfato y del gusto. Sin embargo puedes sentir algo de ansiedad, ya que comienza con más fuerza el síndrome de abstinencia.

En 3 días te sentirás con mucha más energía porque tu cuerpo ha eliminado la mayor parte de nicotina y tus bronquios empiezan a trabajar bien. Puede que estés más irritable y tengas ganas de fumar.

En dos semanas habrás controlado mucho mejor los episodios de abstinencia. Y además podrás hacer deporte con mayor rendimiento.

En unos seis meses, la tos desaparece y cogerás menos infecciones respiratorias de vías altas, o lo que es lo mismo, resfriados comunes.

En un año, el riesgo de tener un infarto se reduce a la mitad.

En 10 años, la posibilidad de tener cáncer de pulmón se reduce a la mitad.

En 15 años, el riesgo de un paro cardiaco será igual al de una persona no fumadora y los pulmones están totalmente restablecidos.

Como ves, los beneficios de dejar de fumar surgen desde el primer momento, y con el paso del tiempo, todos son ventajas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *